Dios cumplió mis deseos tal cual se los pedí

Dios cumplió mis deseos tal cual se los pedí. Bajaron estos ángeles del cielo y decidieron atreverse a compartir su vida terrenal con mi esposo y conmigo, para aprender, desaprender, crecer y enseñar muchas nuevas lecciones entre este nuevo grupo, todos juntos.
¿Cómo le agradece uno a Dios? Le quedaré debiendo una gratitud inmensa toda mi vida, porque no me alcanza el tiempo ni mi existencia para repetirle una y mil veces:

¡Dios mío, gracias por el milagro enorme de la vida de mis hijos!!

​Reconozco que no es fácil tener un bebé, el camino fue largo y pedregoso pero me hizo aprender que la vida no la da una madre, solo tú das vida y nos permites ser un instrumento de creación hermosa y perfecta.
Gracias Dios mío porque además de mi cumplir mi deseo, este regalo me lo enviaste doble, es por esto que debe ser doblemente agradecido y este deleite diario me hace doblemente feliz.
Gracias infinitas Dios mío por poner en mi camino al único hombre que me brindó la confianza para atreverme a pedirte un hijo, sin él mi vida hubiera sido otra y a lo mejor te estaría pidiendo unos zapatos nuevos o algo menos trascendental.
¿Cómo se le agradece tanto a Dios? No sé, siempre siento que nunca es suficiente.
Fidel Cano… para ti