Fertilidad masculina, los mitos que no conocías.

 

Mitos de la fertilidad masculina.

Hablar del tema de la fertilidad nunca será fácil. Y es que, independiente de las causas por las que una pareja no pueda tener hijos, enfrentar un diagnóstico de infertilidad crea problemas tanto físicos como emocionales entre dos personas que tienen un objetivo en común: convertirse en padres.

Por años, se creyó que las razones de la infertilidad en una pareja recaían plenamente en la salud de la mujer. Esta concepción hizo que muchas personas no buscaran ayuda especializada a la hora de conseguir un embarazo y, por ende, su sueño de formar una familia quedaba aplazado definitivamente. Pero, gracias a los avances de la ciencia y al avance cultural que tienen las personas con respecto al tema de la sexualidad y la fertilidad, ahora las parejas se involucran mucho más en buscar soluciones para vencer sus dificultades y así formar una familia.

Es importante recordar que, en la actualidad, se sabe que el 30% de los problemas de fertilidad en una pareja son de origen masculino, ya sea por antecedentes familiares o por  enfermedades como el varicocele, las paperas o las infecciones de transmisión sexual. También, la fertilidad masculina se puede ver afectada por la exposición a sustancias químicas, los medicamentos de uso diario, la exposición a altas temperaturas como hornos y calderas, la radiación, los rayos X y por hábitos dañinos como el consumo frecuente de tabaco, licor y drogas alucinógenas.

 

Mitos a vencer

A pesar de los avances, muchas parejas siguen teniendo concepciones erradas sobre la fertilidad. Quizás una de las más frecuentes es que sólo la mujer debe chequearse frecuentemente para cuidar su fertilidad, y que sólo ella debe cuidar su salud mental y física  a la hora de buscar un bebé. Por eso es que muchos hombres nunca han consultado a un experto, y, por eso, no conocen las posibles dificultades que pueden poner en riesgo su fertilidad a corto y a largo plazo.

También, muchas personas creen que si un hombre ya tiene hijos, tiene todas las posibilidades para tener más en el futuro. Lo cierto es que tanto hombres como mujeres pueden sufrir de  infertilidad secundaria, que es la que se presenta a la hora de lograr un nuevo embarazo cuando ya se tiene descendencia.

Por último, se cree que las mujeres son las únicas que sufren por el tema de la infertilidad y que los hombres manejan el tema con cierta frialdad y desinterés. Lo cierto es que los hombres también pueden sufrir de depresión, ansiedad y estrés con el tema de formar una familia aunque no verbalicen sus sentimientos y dudas, lo que hace que el acompañamiento psicológico a la hora de enfrentar el tema de la infertilidad debe ser para ambos miembros de la pareja, independiente de las causas de la misma.

Si tienes preguntas sobre los inconvenientes que pueden afectar la fertilidad en tu pareja, te invitamos a que visites una de nuestras sedes en Bogotá, Medellín, Rionegro, Pereira y Cartagena. Uno de nuestros especialistas resolverá tus dudas y te guiará por el mejor camino para lograr tu sueño de formar una familia.

 

Grupo InSer.