Inducción a la ovulación, un primer paso para ser padres

Conoce de qué se trata la inducción a la ovulación.

Uno de los problemas más frecuentes que tienen las mujeres a la hora de conseguir un embarazo es la anovulación, que es la dificultad de los ovarios para liberar un óvulo maduro a la mitad del ciclo menstrual. Presentar problemas como los ovarios poliquísticos, la obesidad y los trastornos de la tiroides o de las glándulas suprarrenales pueden interferir en esta importante fase del ciclo menstrual de la mujer, indispensable a la hora de concebir un bebé.

Para tratar este problema, existe un tratamiento de baja complejidad llamado inducción a la ovulación en el que, por medio de la estimulación de los ovarios por medio de una serie de medicamentos, se logra expulsar el óvulo para que pueda ser fecundado por los espermatozoides y así lograr el embarazo.

 

¿Cómo se realiza este tratamiento?

La inducción a la ovulación se efectúa mediante el uso de fármacos cuya acción es similar a la de ciertas hormonas producidas por la mujer.

El tratamiento inicia cuando la mujer le informa a su médico el día exacto en el que llega su menstruación, para que este realice una ecografía y así pueda valorar el estado del útero y los ovarios. En ese momento inicia el uso de las medicinas para  lograr la ovulación.

Existen diferentes tipos de medicamentos para lograr la inducción a la ovulación, que pueden presentarse en tabletas e inyecciones. Las tabletas son más sencillas de utilizar aunque son menos eficaces, pero tienen la ventaja que, una vez se establece cuál es la dosis eficaz por vía oral, pueden usarse en casa sin necesidad de ser monitorizadas por un médico. Las inyecciones de la hormona FSH son más potentes pero deben ser usadas cada mes bajo supervisión médica.

Una vez obtenido el desarrollo adecuado de los folículos, se administran otros medicamentos para lograr la maduración final de los óvulos, y luego, se programa el momento más adecuado para orientar las relaciones sexuales en la pareja, la inseminación artificial o la captación para el tratamiento de fertilidad.

Frecuentemente es necesario realizar una o dos ecografías más hasta identificar el día en que el ovario va a producir la ovulación y así saber cuáles son los días de mayor probabilidad de embarazo.

Este tratamiento se debe realizar siempre bajo supervisión médica para lograr los resultados esperados. Visita nuestras sedes en Bogotá, Medellín, Pereira, Rionegro y Cartagena y da el primer paso para convertir tu sueño de ser madre en una realidad.

 

Grupo InSer.